Creación y difusión de información a través de redes descentralizadas y colaborativas

wikiesfera

IV sesión del grupo de trabajo de edición wiki

Scrum by David (darkmatter)

Scrum by David (darkmatter)

Para iniciar esta cuarta sesión, a la que vinieron tres personas (dos mujeres y un hombre) con experiencias bastante diferentes, expliqué las dos patas de este grupo de trabajo en términos de análisis: la documentación colectiva (que atañe al mundo de las wikis) y la edición y creación de contenido de forma colaborativa (que se realiza en pads). Ambas partes generan dificultades y resistencias que, según pude comprobar en esta reunión, tienen también relación con elementos afectivos y de pertenencia a una comunidad.

> Wikipedia, dificultades y clases de usuarios

Para estas personas esta muy presente la sensación de que pueden “romper” aquello que editen en una wiki. También sienten miedo a estar “usurpando un espacio que no te corresponde”, que tiene relación con la legitimidad a contar o a aportar en el relato de la Historia y que sigue pareciendo que sólo ciertas personas o colectivos pueden realizar: “tiendo a inhibirme… pienso que hay personas que saben más sobre lo que está escrito que yo”. Pese a sentir este freno, también hay ganas de cambiarlo: “Hay que perder el miedo a romperlo (a la tecnología en general), saber que no estás sola, que alguien puede venir después y ayudarte o arreglarlo”.

Es curioso que eso pase, además, con personas que afirman que les gusta “trastear” en la wiki pero no se animan a dar un paso más allá. En parte, admiten que les falta un contexto amigable en el que se sientan relajadas y puedan avanzar con más gente (aunque sea desconocida) en un proceso de aprendizaje. Y señalan diferencias entre abordar una entrada en la Wikipedia y crear un contenido en un pad colaborativo: “Me encuentro a gusto con la metodología colaborativa cuando tengo confianza con las personas con las que voy a hacer el texto ya que hemos pactado previamente lo que vamos a hacer y entendemos que el texto será enriquecido por los demás. Sin embargo, en Wikipedia no conozco a nadie de los que están allí y eso me genera inseguridad. Además, alguien me eliminó un artículo (por criterios subjetivos de relevancia) y mi experiencia sobre el mundo colaborativo se fue al garete: me produjo rabia darme cuenta de que ese espacio no es colaborativo de verdad”.

Aunque mayoritariamente la Wikipedia se percibe como un espacio neutral en el que cualquiera puede aportar (las bases del propio proyecto así lo definen), lo cierto es que existen un grupo de “súper usuarios” que definen ciertas reglas del juego: “Hemos construido una nueva jerarquía en wikipedia”. En esas normas no escritas prevalece la percepción de aquellos que tienen el poder para decidir lo que es y lo que no es relevante, y además puede que no puedas dialogar con ellos sobre lo que ha pasado con tu contribución: “Quise establecer un contacto con quien me quitó el artículo, pero no me contestó. Eso sí, me sirvió para corregir aquello que me había señalado como incorrecto o incompleto. Entendí que había cosas que no había hecho como se dicen en esas normas”. Entonces, después de saber que hay diferentes tipos de usuarios con un grado de poder que varía, la percepción sobre este espacio teóricamente participativo cambia radicalmente: “Sí que hay un amo aquí, que te puede tirar de un plumazo tu aportación”.

También surgió la problemática de la interface de las wikis y la existencia de etiquetas que no es intuitiva y produce rechazo: “En nuestro sistema todo va por interface como con el Word y yo descubrí que eso (el lenguaje de etiquetas) me chocó”. Además, a esta parte de necesidad de unos ciertos conocimientos, se une la “frialdad” en la interacción a través de una pantalla que en otros espacios digitales ya se ha intervenido para acercarnos: “son buenos los emoticonos”.

> Los proyectos colaborativos y el sentimiento de grupo

Comentamos que colaborar con el otro parece ser algo innato no sólo entre los humanos sino también en el terreno animal. Sin embargo, en una sociedad basada en el consumo salvaje parece difícil desaprender nuestra educación especializada y un funcionamiento jerárquico.

Surgió el concepto marketiniano de Melé o Scrum para grupos de trabajo horizontales, colaborativos y autoorganizados en el desarrollo de proyectos. El nombre hace referencia a un equipo de rugby puesto en círculo y en el que se empuja para todos los lados y surge del mundo de desarrolladores de software. Parte de la base de que un grupo de personas se juntan y establecen de forma consensuada una serie de normas para funcionar. No hay un reparto de tareas del modo convencional basado en la especialización, y en el que una vez finalizadas las partes llega alguien y las ensambla. En este sistema, se forma una asamblea de trabajadores y todos conocen el proyecto por completo, de forma que un individuo empieza por una parte pero, si se bloquea o si le apetece, puede abordar otra parte y ayudar de forma más dinámica al conjunto del proyecto.

Parece ser que lo más difícil y complicado es conocerse y tomar decisiones previas al trabajo colaborativo, sobre todo en “la renuncia del yo” o “del ego”. No sólo del propio sino del de los demás. En una experiencia compartida, se contó cómo en un grupo en el que se les habían dado permiso para tocar el texto creado de forma colaborativa, los participantes empezaron a añadir notas sugiriendo cambios. Con lo cual, no se realizaba un trabajo colaborativo porque, por no molestar al otro, no renuncias al ‘yo’ ni eliminas el ‘yo’ del otro. De las ventajas de esta forma de funcionamiento de “fusión con los demás” se valoró el menor tiempo y esfuerzo que hay que invertir en el desarrollo de un proyecto.

Como observaciones a esta forma de trabajar, se cruzó también el miedo a hacer daño a otras personas cuando desarrollas un texto de forma colaborativa: qué temas pueden resultar complicados de tocar, cómo hacer para no herir al otro o crear susceptibilidades… “Cuando todo es anónimo, da menos miedo; trabajar en equipo me parece un arte”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *